Una de las situaciones más comunes que se presentan en el área de los ojos es la caída de los párpados, normalmente suele mostrarse en uno de los ojos. Se tiene la creencia que esta caída está asociada en un 100% a la edad, pero no es así; hay muchas personas jóvenes que tienden a tener este tipo de “problema” por lo que la edad no es la consecuencia principal. Como era de esperarse, existen mitos que engloban el porqué de esta situación.

  1.     Depilación de las cejas- Definitivamente es una de las creencias más populares que existe y es que esto se originó, principalmente, por el uso de cera caliente, fría o tibia en esta zona. Sabemos que al depilarnos con este tipo de material se genera un estirón que, para muchos, puede provocar la flacidez de la zona, pero no es así. Una buena técnica de depilación conlleva un proceso previo en el cual se prepara la piel con tratamientos para no lastimar el área. Posteriormente se estira la piel para evitar lastimarla y conseguir así una buena eliminación del vello. Pero no, el uso de esta técnica no provoca flacidez en la piel.

La ptosis palpebral (párpado caído) es la caída de la parte superior del ojo, en donde hay una disfunción del músculo que eleva esta área. A pesar de que la edad si contribuye en la aparición de esta situación, no se le puede atribuir todos los créditos. La medicina cataloga sus causas en cuatro tipos:

Aponeurótica– Es aquella en donde el envejecimiento y la pérdida de elasticidad genera que el músculo vaya perdiendo su fuerza, lo cual provoca que esta zona se afloje y pierda el soporte.

Miogénica–  Puede ser congénita, es decir, que la persona nazca con este padecimiento. Para este caso en especial, el músculo no realiza bien su función, eso provoca que el párpado se vea caído.

Neurógena– Se presenta generalmente en niños y está asociada a la falta de señales nerviosas en el músculo.

Mecánica–  Esta anomalía se origina por la presencia de algún tumor o bulto en el párpado, provocando mecánicamente su caída.

Así como anteriormente se mencionó uno de los mitos principales que engloba la ptosis palpebral, también existen muchos métodos para solucionar este problema. Las personas que tienen este tipo de padecimientos suelen recurrir a tratamientos de lifting; este tipo de procedimiento se basa en el uso de productos que contengan activos que “levanten” cierta área, acompañados con movimientos específicos de masaje para que, visualmente, el párpado se vea levantado. Otra técnica muy frecuente es la cirugía de párpado Tijuana, en donde el cirujano determinará y clasificará el tipo de ptosis que tiene el paciente para posteriormente realizar dicha intervención quirúrgica.

Aunque estéticamente puede causar cierto malestar, es importante que, si la persona ya tiene inconvenientes en su vista, es decir, si el párpado ya cubre parte de ojo y dificulta la vista del individuo es recomendable que se recurra a un médico para que asesore al paciente para saber si se puede llevar a cabo una cirugía en donde el párpado se eleve hasta su posición normal y conseguir una simetría en los dos párpados, en donde ninguno intervenga en el campo visual de la persona. Por lo que es necesario recurrir a cirujanos especialistas que realicen este tipo de cirugías para que el procedimiento se lleve de la forma correcta.